Desviados.es

Un chino gay entra en Gran Hermano

Un chino gay entra en Gran Hermano

Zeppelin no escuchó excesivamente nuestras plegarias, al menos en lo que a concursantes LGTB+ se refiere. Gran Hermano presentó anoche a todo su casting, en el que solo encontramos un personaje del colectivo (de momento): Han, un chino gay al que le gustan los osos. Eso sí, Han se convirtió en la estrella del programa desde su aparición. Los vídeos de presentación de la mayoría de sus compañeros eran de manual (“mi familia es lo más importante”) y la supuesta novedad de los concursantes que guardan secretos ya la habíamos visto en Gran Hermano 11 con mejor resultado.

Saray y Pilarita GH

El día de la marmota en GH

Cuando apareció Han, al que podríamos haber visto perfectamente como tróspido en ¿Quién quiere casarse con mi hijo?, desapareció el tedio al que nos estaban sometiendo (“Tienes que ocultar a tus compañeros que existe este jardín”) y nos regaló los mejores momentos de la noche.

Pues mira, si eres pringado, métete en la tuna

Qué LOL

Tirando de todos los tópicos posibles en 3 minutos, los productores le hicieron recitar El perro de San Roque y le llevaron a la tienda de su madre (una tienda de “chinos”) para posar con un gato dorado.

El programa, ignorando que desde que existen las redes sociales no se puede engañar a los espectadores, intentó hacernos creer que Han no hablaba ni una palabra de castellano a la vez que todo el mundo compartía este vídeo que presentó para apuntarse al casting:

Han, al menos en lo que respecta a sus gustos, no miente. Quien se haya movido por bares de osos como el Fraggle PopBearbie de Madrid le ha podido ver dándolo todo. Como algunos de sus compañeros no han revelado todavía sus secretos (el suyo es seguir haciendo creer que no habla nuestro idioma), nosotros esperamos que Carolina, la modelo catalana, sea intersexual (“Tiene un secreto que explicará y que a mucha gente le costará entender”, dijo Mercedes Milá) o que alguno confiese que su heterosexualidad era de pega. Candidatos hay.

¡Comparte!Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Facebook19Digg thisShare on Tumblr0Share on Reddit0

El desviado de este post

Nací del cruce de un pequeño pony con un oso amoroso. Aunque mis padres quisieron hacer de mí un macho hetero vistiéndome con la equipación del Real Madrid para celebrar mi primera comunión, debajo llevaba unos calzoncillos con unicornios y soñaba con que me regalasen la mansión de Barbie. Al final, el regalo estrella fue una colección de micro machines, de los cuales mi favorito era el rosa. Ya de adolescente, mi primera excitación sexual fue con el Playboy que escondía mi hermano bajo el colchón, pero no con la jamelga de portada, sino con el modelo de ropa interior en la publicidad de la página 27. Ahí tuve una epifanía: era un desviado y siempre lo sería.

2 Comments

Leave A Response