Desviados.es

Gaymer.es, la comunidad online de gamers LGTB

Gaymer.es, la comunidad online de gamers LGTB

“El videojuego se consolida año tras año como uno de los sectores del entretenimiento con mayor índice de discriminación por motivos de edad, sexo, raza, género, orientación sexual y un largo etcétera”. Bajo esta premisa nace Gaymer.es, la primera comunidad LGTB de amantes de los videojuegos en España, que viene a reivindicar una mayor presencia del colectivo en una industria que tradicionalmente nos ha ignorado bastante.

El proyecto se sustentará sobre tres pilares fundamentales: Un blog para difundir todo tipo de contenidos, desde entrevistas a reportajes y artículos; un foro que permita la interacción de todos los usuarios y una base de datos que incluya los principales videojuegos que hayan tratado  de alguna manera temáticas LGTB+ en sus narrativas.

Según Jorge González, uno de los seis miembros fundadores, la intención de la comunidad es, en un futuro, poder organizar charlas, en colaboración con asociaciones LGTB+ y salones del manga, en las que se pueda analizar en profundidad el panorama del colectivo en la industria, difundir el propio proyecto Gaymer.es y presentar Queercade, videojuego desarrollado por uno de los fundadores “con un fuerte componente didáctico en cuanto a teoría queer”.

La iniciativa surge de dos amigos que han participado con anterioridad en foros similares, pero ahora no encuentran ninguna comunidad en activo. Montamos la web con el manifiesto y la colgamos durante el verano, con poca repercusión. De repente, en la misma semana, nos contactan otros cuatro chicos y chicas, cada uno de un rincón de España, que han leído el manifiesto y que se han emocionado al ver cristalizado un proyecto que tenían en mente desde hacía tiempo”.

La asociación, sin ánimo de lucro, busca financiación para desarrollar éstas y otras actividades. Su lanzamiento se producirá en los próximos días pero los usuarios ya pueden registrarse y leer su manifiesto aquí.

¡Comparte!Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Facebook25Digg thisShare on Tumblr0Share on Reddit0

El desviado de este post

Nací del cruce de un pequeño pony con un oso amoroso. Aunque mis padres quisieron hacer de mí un macho hetero vistiéndome con la equipación del Real Madrid para celebrar mi primera comunión, debajo llevaba unos calzoncillos con unicornios y soñaba con que me regalasen la mansión de Barbie. Al final, el regalo estrella fue una colección de micro machines, de los cuales mi favorito era el rosa. Ya de adolescente, mi primera excitación sexual fue con el Playboy que escondía mi hermano bajo el colchón, pero no con la jamelga de portada, sino con el modelo de ropa interior en la publicidad de la página 27. Ahí tuve una epifanía: era un desviado y siempre lo sería.

1 Comment

Leave A Response