Desviados.es

Razones para echar de menos Vis a vis

Razones para echar de menos Vis a vis

Ya es oficial: el capítulo que veremos el miércoles que viene de Vis a vis, que cierra la segunda temporada, será el último de la serie. Después de unas semanas de incertidumbre en las que Atresmedia no se pronunciaba sobre su posible continuidad y en las que el movimiento en redes sociales con el hastag #mareaamarilla ha sido imparable, el viernes comunicaron que finalmente no habrá una tercera temporada.

A pesar del éxito de crítica y los premios que ha obtenido, esta segunda temporada ha tenido una bajada considerable de espectadores respecto a la primera. Los creadores no han querido echar la culpa a los malos datos de audiencia, sino a que no querían pervertir la esencia de la serie haciéndola más acorde a lo que buscan las cadenas, por lo que preferían dar un cierre a la historia que esté a la altura y que no cambiase su identidad.

Y son precisamente esos rasgos tan personales los que nos han hecho quererla tanto. La mayoría de capítulos que no dejan un segundo de respiración, pasando de una escena macabra a otra todavía más bestia. Tras unos episodios con unas tramas un poco destartaladas, el capítulo 11 de la semana pasada fue probablemente uno de los mejores de la serie, alcanzando su culmen con el enfrentamiento Maca-Anabel y con Zulema filosofando ante un atardecer. Echaremos de menos ver escenas tan cuidadas en una serie española.

Por otro lado, no hay que olvidar el trabajo de unas grandes actrices que lo dan todo con sus personajes. A Maggie Civantos le costó coger el punto a Maca pero ya no podemos imaginar a otra protagonista, Najwa Nimri ha convertido a Zulema en todo un icono; aunque esta temporada ha tenido una digna competidora en maldad, con la estupenda interpretación de Inma Cuevas como Anabel. Analizando  la parte desviada, Vis a vis ha traído por fin el protagonismo a las lesbianas en la ficción española, con una protagonista con sexualidad fluida para la que no es un drama sentirse atraída por su compañera de celda y por su guardia empotrador a la vez.

Llegados a este punto, nos asusta que no sean capaces de cerrar todas las tramas abiertas en un sólo capítulo más. Pero pase lo que pase en el final, acabaremos agradecidos y emocionados por todo el placer que nos han dado durante esta dos temporadas.

Vis a Vis con Nawja Nimri

¡Comparte!Tweet about this on TwitterShare on Google+1Share on Facebook5Digg thisShare on Tumblr0Share on Reddit0

El desviado de este post

Extremeño que echa de menos Madrid. Licenciado en Periodismo y apasionado del mundo audiovisual. Cinéfilo de nacimiento, periodista por adaptación.

Leave A Response