Desviados.es

Salidas del armario forzosas en Río de Janeiro

Salidas del armario forzosas en Río de Janeiro

Es la noticia LGTB+ de la semana. Un periodista de The Daily Beast se ha instalado Grindr y ha realizado salidas del armario forzosas a deportistas de todo el mundo. Como nos contaron en este fantástico artículo de Estoy Bailando, posteriormente eliminaron el mismo y rectificaron con un editorial.

El principal problema es que el periodista, hetero, sacaba del armario a personas que provenían de países donde ser homosexual es ilegal. Y lo hacía por diversión. Una noticia de cotilleos totalmente irrelevante que puede conllevar que gente acabe en la cárcel. Aunque no daba nombres, los datos eran suficientes para identificarlos.

salidas-del-armario-tom-daley

Tom Daley celebra su medalla con su novio, Dustin Lance | Gaytimes

Las salidas del armario son tu derecho

Y vamos con lo importante. Nos encantan las salidas del armario en el deporte. Nos encantan las salidas del armario en cualquier sector. Las salidas del armario son necesarias. El outing es lo que ha hecho que tengamos derechos y que podamos defenderlos.

Ver a Tom Daley ganando su medalla con la bandera LGTB nos parece sensacional. O la pedida de mano brasileira en el campo del rugby de Isadora Cerullo y Marjorie Enya.

Pero salir del armario tiene consecuencias. Y pueden ser más graves si eres famoso y todos los homófobos del mundo conocen tu rostro. Si en España, uno de los mejores países para ser LGTB+, ya estamos hasta arriba de agresiones homófobas, imaginaos en cualquier otro. Que cada vez que salgas a la calle todos sepan que eres un maricón de mierda. Que te puedan agredir.

Porque tú puedes estar orgulloso de ser un desviado. Pero tu orgullo no te protege de las palizas. Porque puede que tu ejemplo nos ayude a todos, pero tienes derecho a la integridad. Tienes derecho a decir lo que quieras y a quien quieras. Si das el paso te aplaudiremos, porque tus pasos -los nuestros- son los que hacen que estemos donde estemos.

Pero cada uno de nosotros hemos tenido un proceso. Desde que descubrimos que no éramos heteros, como debíamos ser, hasta que decidimos compartirlo con el mundo. Y se trata de un proceso personal que cada cual debe hacer de forma independiente. Si sabemos que un cantante malagueño o un futbolista portugués, por poner ejemplos conocidos por todos, son gays y no quieren hacerlo público, no debemos obligarlos a confesar. Aun en el caso de que no lo hagan por una cuestión económica.

Para la mayor parte de nosotros, salir del armario no es algo de una sola vez. Cada vez que conocemos a alguien nuevo, que empezamos un trabajo, etc… nos toca decidir si lo haremos o no. Y cada vez es nuestra decisión. Las salidas del armario están presente en muchos de nuestros días hasta que morimos. Pero si todo el mundo te conoce, pierdes ese derecho a tu intimidad. Una vez que salgas no habrá vuelta atrás. Dejemos que lo hagan cuando estén preparados.

¡Comparte!Tweet about this on TwitterShare on Google+1Share on Facebook12Digg thisShare on Tumblr0Share on Reddit0

El desviado de este post

De Cai, pisha. Exiliado en la capital del Reino. Periodista y antropólogo. Me intentaron exorcizar para que volviera al camino de la recta moral. Desde entonces soy más Desviado que nunca. En la lucha por un mundo mejor.

Leave A Response