Desviados.es

La revista In Touch y la transfobia

La revista In Touch y la transfobia

A veces pensamos que el mundo tiene totalmente asumida la cuestión LGTB e incluso la LGTBi+ y no nos damos cuenta, absortos en nuestro mundo de autoconsciencia, de que hay cientos de miles de jóvenes de todas las ideologías y estratos sociales que no tienen ni pajolera idea de lo que significan esas siglas. Ni siquiera que existen. Ya no digamos personas nacidas antes de la democracia que sólo tienen noticia de las reivindicaciones del colectivo cuando en el telediario les ponen imágenes de las cabalgatas del Orgullo. Es por ello que el camino a recorrer por parte de los que hacen activismo o compartimos información para lograr la plena igualdad sigue siendo largo y cuesta arriba. También el de los medios de comunicación, y por eso nos ha escandalizado la corriente transfóbica de la revista In Touch.

Hace unas semanas nos encontrábamos con esta noticia en la revista de cotilleos:

In Touch

¡Era un hombre! ¿¿¿¿¿¡¡¡¿¿¿Esto es científicamente posible???!!????

El titular, que más que por un/a redactor/a parece escrito por alguna persona de la tercera edad desde una silla de plástico que ha sacado a la puerta de casa para criticar a la gente junto a sus vecinos, denota la falta de conocimiento y sensibilidad que existe hacia el colectivo tansexual incluso en los medios de comunicación. Sí, Keanu Reeves está saliendo con LA transexual Jamie Clayton (a la que podemos ver en Sense 8). Por increíble que parezca, hay hombres y mujeres desprejuiciados a los que les importa un pito que su pareja haya nacido con disforia de género (lo que de toda la vida hemos llamado “nacer en el cuerpo equivocado”).

No es el único artículo que hemos encontrado en el último número de la revista en el que no saben tratar correctamente el tema trans:

In Touch

Caitlyn Jenner, la primera transexual de la humanidad para la prensa rosa

Este segundo caso queremos creer que es debido a la falta de pedagogía de la que hablábamos al principio del post que de la mala intención. Por eso es necesario incidir en aspectos que ya creemos superados pero es obvio que no es así: hay que nombrar a las personas transexuales con el género adecuado. Caitlyn no es padre, por mucho que haya tenido pene en el pasado.

Cómo no, ya se ha creado un Change.org para exigir a la revista In Touch una rectificación inmediata. Nosotros no somos muy de exigir, pero sí creemos conveniente una disculpa, principalmente por el artículo de Jamie Clayton, bastante insultante sea cual sea el tono habitual de la revista.

Mientras tanto, la Casa Blanca anunció la pasada semana la contratación de Raffi Freedman-Gurspan, la primera funcionaria transexual que trabajará para el gabinete presidencial. La incorporación de la activista, que además pertenece a una minoría étnica, supone un win win para la Administración Obama. Pese que aplaudimos la visibilidad para el colectivo que esto supone y creemos que es un paso más para erradicar el odio y la discriminación hacia el colectivo, recogemos la noticia con un poco de escepticismo viniendo de un país con años de retraso en cuanto a la protección de nuestros derechos.

Raffi

Fama, ¡a legislar!

¡Comparte!Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Facebook15Digg thisShare on Tumblr0Share on Reddit0

El desviado de este post

Nací del cruce de un pequeño pony con un oso amoroso. Aunque mis padres quisieron hacer de mí un macho hetero vistiéndome con la equipación del Real Madrid para celebrar mi primera comunión, debajo llevaba unos calzoncillos con unicornios y soñaba con que me regalasen la mansión de Barbie. Al final, el regalo estrella fue una colección de micro machines, de los cuales mi favorito era el rosa. Ya de adolescente, mi primera excitación sexual fue con el Playboy que escondía mi hermano bajo el colchón, pero no con la jamelga de portada, sino con el modelo de ropa interior en la publicidad de la página 27. Ahí tuve una epifanía: era un desviado y siempre lo sería.

2 Comments

  1. Willy 1 julio, 2016 at 01:02

    Ey, aqui persona trans.
    Decir que la gente trans nace con disforia de género no es tampoco muy adecuado, aunque sea mejor que decir que nace hombre, y algo mejor que decir que nace en el cuerpo equivocado.
    Y decir que Caitlyn Jenner no es padre “pese a haber tenido pene en el pasado” es como insinuar que hasta que no se lo quite sigue siendo padre. A ver si vamos a tener que castrarnos y gastarnos millonadas para conseguir reconocimiento y respeto, millonadas que muy poca gente trans tiene así disponibles rápido y fácil, vamos, Jenner y cuatro más.
    Tenéis a alguna persona trans en la redacción? En este artículo no creo, pero así en general, ¿a alguien trans o con contacto con gente trans?
    Gracias de antemano, no es un mal artículo, pero me parecía importante puntuar estás cosas porque ambas tienen pinta de punta del iceberg, sobre todo la del pene de Caitlyn.

    • Afónico 5 agosto, 2016 at 20:38

      Hola, Willy. Siento que hayas interpretado así lo del pene de Caitlyn, pero no era la intención. Lo que quería decir es que no se le debería llamar padre pese a que biológicamente concibió a sus hijos con genitales masculinos. Esto no significa que piense que haya que dirigirse a ellas en masculino hasta que se operen sus genitales. En absoluto. Me gustaría preguntarte qué término te parece más adecuado para sustituirlo por “disforia de género”, el cual creía que era el más acertado pero, con toda seguridad, me haya equivocado. Muchas gracias por comentar.

Leave A Response