Desviados.es

Detrás del Imperio Gay

Detrás del Imperio Gay

Como cada vez que habla un alto representante de la Iglesia, las palabras sobre el Imperio Gay nos la tomamos a risa. La misma Iglesia en sí, su funcionamiento, sus dogmas, su hipocresía, podría generar carcajadas sino fuera por lo todo lo que esconde detrás.

dart vader gay

Detrás del Imperio Gay

Y es que detrás del Imperio Gay hay algo que nos asusta. Algo que es, básicamente, el número de personas que se lo creen. El contubernio comunista judeomasónico ahora es el contubernio feminista-LGTB+. Y basta pasear por los comentarios de cualquier noticia para descubrir que no estamos ante una opinión aislada de un hombre, Cañizares, que sigue viviendo en el siglo XIII.

El aumento de las agresiones homófobas así lo atestigua. Somos un imperio con los pies de barro y hay muchos dispuestos a resquebrajarnóslos a patadas. Hemos ganado mucho en estos años, no solo el matrimonio igualitario sino que hemos conseguido que la mayoría nos de la razón. Pero no es suficiente.

Y como siempre, la Iglesia Católica está detrás del Imperio Gay, haciendo todo lo posible para que los homosexuales solo existan en sus seminarios y bajo sus sotanas. Lejos del escrutinio público para mantener sus privilegios.

Iglesia vs Feminismo + LGTBI

feminismo orgullo

La Iglesia Católica española es muy virulenta en sus declaraciones. Y a la Iglesia no le importa lo que nos cuenta la Biblia que la importaba a Jesucristo: la mercantilización de una creencia, con su propios bancos y sus cuentas en la Bolsa y los mercados internacionales (incluyendo inversiones en compañías de preservativos), el aumento de la pobreza -más allá del discurso típico de cada año- o las desigualdades sociales.

A la Iglesia le importan los privilegios que consiguieron el 27 de febrero del año 330 d. C. por el Edicto de Tesalónica, que la convirtió en la religión oficial del Imperio. Y no hay un solo privilegio que no esté construido sobre la opresión.

En la actualidad, son el feminismo y los movimiento LGTB+ los que suponen una amenaza mayor para la Iglesia. Porque eliminan los valores que han construido y sustentado su dominio durante dos milenios. Y en una marca que vende espiritualidad, los valores son lo más importante, aunque no supongan la mayor parte de los ingresos.

Detrás del Imperio Gay estamos todos los que buscamos una nueva sociedad en la que la igualdad sea lo más importante. Pero también están aquellos que quieren jugar al odio al diferente para que nos den palizas en las calles y, como decía un editorial sobre el Orgullo del ABC, decidamos vivir libremente nuestra sexualidad dentro de las paredes de nuestra casa. Como hacen ellos en sus monasterios, Iglesias y seminarios. O en sus citas por Grindr que todos conocemos.

Porque sino, esos que te piden que les folles en el Grindr, que te dicen el morbo que les da chupártela con la sotana puesta, esos curas de los que habla el magnífico documental Amores Santos, o esos obispos que te cuentan ex seminaristas como se propasaban con ellos, todos ellos perderían sus privilegios. Y es que estamos ante la curiosa situación de que muchos de los que están detrás del imperio gay son otros homosexuales que prefieren mantener el status quo y no tener que replantearse su vida.

Desde nuestro particular oratorio queremos dirigirnos a todos aquellos homosexuales y miembros de la Iglesia que dicen que queremos subvertir el orden natural de las cosas. Esos que predican el amor al prójimo y provocan que nos den palizas en las calles de Madrid. Tú también eres responsable. Y, además, podrías haber sido tú. Esa paliza también es para ti.  

¡Comparte!Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Facebook22Digg thisShare on Tumblr0Share on Reddit0

El desviado de este post

De Cai, pisha. Exiliado en la capital del Reino. Periodista y antropólogo. Me intentaron exorcizar para que volviera al camino de la recta moral. Desde entonces soy más Desviado que nunca. En la lucha por un mundo mejor.

Leave A Response